Stadia: La gran desconocida

Stadia es la plataforma de juegos en la nube de Google. En este artículo os intentaré explicar, desde mi punto de vista, los pros y contras de esta arriesgada apuesta.

Imagínate poder jugar a un juego de última generación, a una calidad más que decente, en tu ordenador de hace 10 años. Sin tener que pagar cuotas mensuales ni ampliaciones de hardware. ¿Cómo es eso posible? Con Google Stadia. (Y otras alternativas de las que hablaremos en otra ocasión)

Y es que parece ser que Google se ha centrado tanto en venderle su producto al público equivocado, que su público potencial no tiene ni idea de que Stadia es el servicio que necesitaban.

A la caza de los hardcore gamers

Google se esforzó en vender un producto que, además de estar en una clara fase beta, con pocos juegos y con muchos detalles por pulir, al público más tiquismiquis del panorama de los videojuegos: Los hardcore gamers.

Prometían 4K a 60 fps sin lag prácticamente. ¿Y que se llevaron? Palos por todos lados, por no poder mantener una calidad suficiente a las expectativas generadas.

En seguida llegaron las críticas de que si el 4K esa escalado. Que no se llegaba a 60fps. Que había pixelación. Que había latencia de 10ms más que en una consola. Comparativas de juegos ejecutados en Stadia y juegos ejecutados en consolas y pcs…

Y no sé si lo sabes Google, pero los hardcore gamers son muy rencorosos y no perdonan una. Son un público dispuesto a gastarse 600€ en una gráfica para obtener 10fps más en un juego. Desde luego, no es el público objetivo para Stadia que, por mucha calidad que aporte, nunca estará a la altura que ejecutar el juego localmente en un hardware de gama alta.

Stadia: simplemente juega.

Así de simple. Simplemente juega. Esto es lo que nos ofrece Stadia:

  1. Juega directamente desde tu dispositivo actual, sin necesidad de instalaciones o actualizaciones. (Móvil, SmartTv, PC, tablet…)
  2. Juega con tu hardware actual. Sin necesidad de comprar nada. Si ya tienes un gamepad, úsalo con Stadia.
  3. Juega sin tener que pagar cuotas. Sólo compra el juego que deseas como en cualquier otra tienda.
  4. Evita hackers, cheaters y vulnerabilidades en tu hardware.
  5. Continúa tu partida aunque cambies de dispositivo.

¿Qué necesitas para jugar en Stadia?

Disponer de un dispositivo donde se pueda ejecutar la app de Stadia. Ya sea móvil, tablet, ordenador compatible con Chrome, smartv, chromecast, etc.

Disponer de un controlador para usarlo en Stadia. Si tienes un mando de Xbox, de PS5 o incluso de Nintendo Switch, es muy probable que no necesites nada más. En PC puedes jugar también con teclado y ratón, aunque recomiendo gamepad.

Adquirir el juego que desees dentro de la Stadia Store, o tener una suscripción de Stadia Pro.

Stadia Premium: Mando Stadia y Chromecast

Seguramente hayas visto que existe un mando de Stadia (Stadia Controller), que puedes comprar por separado por 69€ o incluso en la premium edition por 99€. Pero ¿Necesitas el Stadia controller o el Chromecast? No. No necesitas ni el Stadia Controller ni el Chromecast Ultra para jugar en Stadia. Siempre y cuando tengas otros dispositivos para jugar.

El Stadia Controller se conecta por WiFi y reduce significativamente la latencia a la hora de jugar a Stadia. Pero no es un producto necesario.

Del mismo modo, el Chromecast Ultra que viene en la versión Premium, es simplemente un extra para jugar en la televisión. Aunque cuidado, para jugar en un Chromecast sí es necesario 100% el mando de Stadia.

Os pongo a continuación el hardware compatible:

Tipo de mandoEn una TV con Chromecast UltraEn Google Chrome (versión 77 y posteriores)Teléfonos compatibles con Android 10.0 y versiones posteriores
Mando de StadiaConectividad Wi‑FiConectividad USB y Wi‑FiConectividad USB y Wi‑Fi
Teclado y ratónNo disponible actualmenteConectividad USB y BluetoothNo disponible actualmente
Mando DualShock 4No disponible actualmenteConectividad USB y BluetoothConectividad USB y Bluetooth
Mando de Xbox OneNo disponible actualmenteConectividad USB y BluetoothConectividad USB y Bluetooth
Mando Elite de Xbox OneNo disponible actualmenteConectividad USBConectividad USB
Xbox Adaptive ControllerNo disponible actualmenteConectividad USB y BluetoothConectividad USB y Bluetooth
Mando de Xbox 360No disponible actualmenteConectividad USBConectividad USB
Mando Pro de Nintendo SwitchNo disponible actualmenteConectividad USB y BluetoothNo disponible actualmente
Fuente: https://support.google.com/stadia/answer/9578631

Suscripción Stadia Pro

Stadia Pro, para los que no lo sepan, es el servicio de suscripción. Por una cuota de 9.99€ al mes, podremos disfrutar de las siguientes características:

  • Juegos a 4K 60fps (Los que sean compatibles y en los dispositivos compatibles) Frente a los 1080p 30fps de la versión básica.
  • Sonido 5.1 frente a Stereo en la versión básica.
  • Una colección de juegos que podréis jugar siempre y cuando la suscripción esté activa. (No confundir con el modelo de PSPlus, ahora os explico)
  • Ofertas especiales en ciertos juegos.

El acceso gratuito a los juegos, es algo similar al Origin Pass. Stadia irá añadiendo juegos todos los meses (y supongo que algunos se irán saliendo) de este conjunto de juegos. Por tanto, el mes que estés suscrito, tendrás acceso a todos los juegos asociados a Stadia Pro que, a día de hoy, son 20 de la más diversa índole, pero que cuenta entre sus filas con Destiny 2 o PUBG.

En la suscripción a Sadia Pro, de la que dispones de un mes gratuito de prueba, puedes encontrar la maravillosa obra de Tequila Works: Gylt. Exclusivo de la plataforma de Google.

Te dejo mi experiencia con el juego:

El lado oscuro de Stadia

Hasta ahora, todo es muy bonito. ¿Dónde está el truco? Pues hay varios detalles negativos a tener en cuenta.

El primero es evidente: si no tienes una conexión decente y estable, no puedes disfrutar de Stadia. Al fin y al cabo, estamos enviando y recibiendo datos constantemente.

Por otro lado, es cierto que, sin el Stadia Controller, se puede apreciar algo de imput lag. Es jugable, pero sí que puede notarse. Por tanto, para un hardcore gamer, puede ser un obstáculo. Y sobre todo, para depende de qué juegos. Por ejemplo, ahora han añadido Celeste, y en ese juego, cualquier mínimo lag, puede suponer un grave dolor de cabeza.

Si jugamos con teclado y ratón, el lag es más notable.

También he de mencionar que la tienda de Stadia es muy poco intuitiva. ¡Ríete tú de la de Epic! Faltan una cantidad ingente de características que, vale, pueden implementarlo en el futuro, pero a día de hoy, se echan de menos. Por favor, ¡poned un mísero cuadro de búsqueda!

Por otro lado, prometieron que podríamos hacer stream directamente de Stadia a YouTube de forma nativa, y es algo que también se ha quedado en el aire. (También se puede implementar en el futuro). Y es que hacer stream de Stadia, dará como resultado una doble compresión, con la reducción de calidad para el usuario final considerable.

Y por último, uno de los detalles que más pueden tirar para atrás a los jugadores: el catálogo de juegos tan reducido. Vale que han prometido ir añadiendo juegos todos los meses y, de momento, aunque sea poco a poco, van cumpliendo. Pero sí que es cierto que el catálogo se te hace pequeño comparado con alternativas como GeForce Now o el futuro XCloud.

Y es que la mayoría de los problemas, vienen resumidos en que, Stadia es una beta. Se pueden ver las grandes posibilidades de la plataforma, pero todavía está en pañales.

Para quién es Stadia

Stadia es para aquellos jugadores que no tienen dinero o no se lo quieren gastar en un hardware de nivel medio alto, pero se pueden permitir comprar juegos de calidad, y quieren disfrutarlos sacrificando ciertos detalles gráficos.

Ejemplo: Puedes adquirir por 37€ el Red Dead Redemption, y jugarlo en un ordenador relativamente desfasado (tampoco queramos ejecutarlo en ordenadores de hace 30 años) con tu mando de Xbox 360. Y además en la versión online no tendrás modders! . Es más, no tendrás que bajar los 130Gbs de descarga del juego. Le das a jugar y listo.

Si lo pensáis, es básicamente la esencia de las videoconsolas. Cuando surgieron, triunfaron porque no tenías que instalar nada. Comprabas el juego, lo ponías en la consola, y a jugar. Stadia es la evolución de esa filosofía.

Y tú, ¿qué opinas de Stadia? ¿Lo has probado? ¿Cuál ha sido tu experiencia? Compártela en los comentarios o mencionándome en las redes sociales 😉

0