Mi opinión sobre el doblaje – Por qué juego en inglés

Muchas veces me han preguntado por qué juego en inglés, o por qué prefiero ver las series o películas en versión original en lugar de dobladas al castellano. He aquí la explicación.

En este vídeo lo explico, pero por si preferís leerlo, a continuación os explico los motivos por los que, personalmente, prefiero consumir este contenido en versión original. No estoy diciendo que sea mejor, peor o que todo el mundo tenga que hacerlo. Simplemente es una opinión y los motivos por los que yo lo hago.

Primero hablaré del doblaje en general, y posteriormente me centraré en el doblaje en el mundo de los videojuegos.

El doblaje

El doblaje es algo muy peliagudo. Un buen actor de doblaje es muy probable que pase desapercibido, mientras que un mal actor de doblaje es posible que te fastidie la experiencia.

Además, teniendo en cuenta la cantidad de contenido que viene en idioma anglo sajón, no sólo por que vengan de Estados Unidos o el Reino Unido, sino porque en muchos países se realiza este contenido ya directamente en inglés, y un nivel bajo en este idioma, en general, en nuestro país, convierte al doblaje en una práctica bastante necesaria para poder consumir estos productos que vienen de fuera de nuestras fronteras.

El tema del inglés en nuestro país daría para otro artículo (u otros 100), así que vamos a centrarnos en lo que nos atañe.

¿Por qué consumo el contenido en inglés?

El primer motivo es que no me supone un esfuerzo elevado el entender una conversación en inglés, por lo general, y puedo disfrutar de estos productos multimedia sin perder el hilo argumental o los diálogos. Creo que es una premisa principal. Si tuviese que estar leyendo constantemente, seguramente sería mucho más contraproducente y, en ese caso, me decantaría por la versión doblada.

También me gustaría destacar la diversidad en cuanto acentos y culturas que podemos apreciar cuando disfrutamos de un contenido en versión original. Sin mencionar cuando alguien habla en castellano en algún momento dentro del producto en cuestión y los pistos que montan con el doblaje. Jamás se me olvidará (jamás!!!) un episodio de Dexter en el que un policía que habla castellano interroga a un delincuente para sonsacarle información mientras yace en la cama del hospital. Fue totalmente de risa. Y si no, que le digan a Hodor que sujete el portón, ¿Verdad?

O los denominados “Lost in Translation”. Frases hechas, expresiones culturales, etc que, al traducirlas y doblarlas, pierden toda su esencia.

Otro motivo de vital importancia es que, al consumir un contenido doblado, nos perdemos parte de la interpretación del actor original. Los actores de las películas de Hollywood no sólo interpretan mediante gestos y expresiones. Su voz o la forma en la que entonan sus frases es una parte muy importante de su interpretación. Al ver la versión doblada, no estás disfrutando de la interpretación de Brad Pitt, sino de Daniel García, por ejemplo. Y no quiero desmerecer, una vez más lo aclaro, la labor de los actores de doblaje. Tenemos algunos que son sublimes y cuya labor es tan buena que directamente pasa desapercibida y te parece estar escuchando a ese actor con la voz del actor de doblaje.

Pero también tenemos un ejemplo que echa al traste la calidad de muchos doblajes: la sobreactuación. Un actor de doblaje que intente volcar más emoción de la necesaria acaba por brindarnos voces prefabricadas con emociones forzadas y poco creíbles que empañan una situación emotiva en el film original.

El doblaje en los videojuegos

Y ahora hablemos específicamente del doblaje en los videojuegos, una industria que, aunque ya mueve más dinero que la del cine, parece seguir estando a cierta distancia de ésta en lo que a doblaje se refiere.  Pero ¿En qué sentido? Pues en el sentido económico principalmente.

Mientras que estudios como Blizzard, Bethesda, Ubisoft, CD Projekt Red y similares miman sus versiones en inglés, invirtiendo una gran cantidad del presupuesto en obtener un resultado pulido y de gran calidad . Os recomiendo que le echéis un vistazo a los paneles de doblaje de la Blizzcon o ved cómo sus actores originales hacen giras por estas convenciones cosechando un éxito brutal en ellas o incluso con sus vídeos caseros en YouTube. En los paneles que menciono, podemos ver cómo preparan a los actores de doblaje para sus papeles, cómo afianzan la relación entre los participantes del corto, secuencia o lo que sea para darle un sentido mucho mayor que el de leer unas simples líneas. Al doblarlo, muchas veces se hace en estudios que parece que van por horas, y prima el tenerlo listo a tiempo que la calidad del resultado final, y eso repercute muy negativamente en el producto.

Un control de calidad que muchas veces pone el listón muy bajo y ciertos cameos de gente que, si bien son muy buenos profesionales en su campo, como actores de doblaje dejan bastante que desear (Cristian Gálvez haciendo de Napoleón en AC: Unity – Facepalm).

Incluso Santiago Segura que me parece un gran actor, incluso de doblaje como hemos podido disfrutar en películas como “Monstruos SA”, consiguiendo un resultado más que decente, suspende en el doblaje de Brutal Legend (En mi opinión, por supuesto).

Y es que los videojuegos no son películas y, entre otros motivos, la falta de continuidad y la diversidad de escenas que se deben grabar, consumen muchos recursos de tiempo y dinero, para un resultado del que pocos usuarios se fijarán. (¿O sí?) Si tienen que grabar chorrocientas líneas, y puede que muchas, por las elecciones del usuario, ni siquiera lleguen a aparecer en su partida, ¿para qué esforzarse? Craso error.

Por eso creo que se necesita un mayor control de calidad en el ámbito del doblaje en general, y en el doblaje de videojuegos en particular. Parece que últimamente el proceso de doblaje se hace mecánicamente como si de forma industrial se tratase, porque tenemos una entrada masiva de contenido que debe ser ofrecido inmediatamente al usuario. Netflix y similares tienen mucha culpa de ello. Un modelo en el que prima más la cantidad que la calidad y que, finalmente, hace que los usuarios más susceptibles a estas faltas acaben optando por la versión original.

Y no hablo de snobismo para quedar guay con los colegas en plan de: “Eh, que yo veo Juego de Tronos en Inglés porque soy cool”, o porque no tienes paciencia y quieres verlo antes de que se estrene doblado en tu país, sino de gente que realmente, eleva sus estándares de calidad en el aspecto del doblaje.

Luego está también la cuestión de la traducción de localizaciones y nombres propios que, según las regiones, afectará más o menos. En Latinoamérica, por ejemplo, están acostumbrados a una traducción más literal, mientras que en España, mantenemos los nombres propios de personajes o localizaciones. Por eso a mí, cada vez que oigo Ventormenta, se me clava una astillita en el corazón y me mata lentamente.

En fin, espero que este artículo os haya servido para comprender un poco mejor los motivos por los que yo prefiero jugar en inglés, o consumir el contenido en versión original siempre que pueda entenderlo medianamente bien. Al final es simplemente una opción personal y lo mejor de todo es tener la posibilidad de elegir.

Categorías

0 0 0 0