Las consolas se han convertido en un lastre

xbox-one-ps4

Aunque las consolas de videojuegos hayan supuesto las piezas clave de cara a la evolución del género en los últimos años, lo cierto es que ha llegado un punto en el que se han convertido más en lastres que en beneficiosas. En seguida te cuento por qué lo creo así.

Echando la vista atrás, encontramos que el ocio digital comenzó en los PC, pero pronto surgió una alternativa específica para este fin. Con la aparición de las consolas, teníamos juegos que no necesitábamos instalar, y que estaban listos para ser consumidos por el usuario. Su sencillez y un mercado emergente hambriento propició el éxito de este formato que terminó de eclosionar con la apuesta de Sony PlayStation.

Microsoft se subió al barco y a la segunda generación de la todopoderosa consola de Sony le salió un duro competidor, la XBox. En la siguiente generación, XBox 360 y PS3 pelearon duramente por alzarse con el trono, mientras que un usuario de PC, para poder disfrutar de todo el potencial de los juegos tenía que pasar dificultosos procesos de instalación y tener un hardware puntero.

Pero con la llegada de la nueva generación, las cosas no parecen estar tan claras. PS4 y XBox One siguen partiendo el bacalao, pero el PC Gaming ha tomado un cariz muy importante.

Cada vez son más importantes las gráficas a la hora de mover juegos, pero el jugador está dispuesto a dejarse un dinero similar al que costaría una consola en ampliar su equipo, o directamente adquirir uno que, si bien no puede mover al 100% todos los juegos de última generación, sí que hace un gran trabajo abriendo una infinidad de posibilidades de ocio digital sin importar la generación a la que pertenezca.

steam

Plataformas digitales como Steam, a la que se han ido sumando los grandes como EA (Origin) y Ubisoft (Uplay) así como las tiendas de gangas como G2A o GoG, han hecho que a medio plazo, nos salga mucho más rentable jugar en PC y además, luchar contra la piratería, ya que si podemos adquirir un estreno por unos 25€, no merece la pena arriesgarse con la versión pirata.

Así, la pasta que te ahorras en juegos la puedes invertir en ampliaciones de Hardware que, en PC se pueden hacer, pero en videoconsolas no. Llegamos al momento en el que, con la recién llegada generación, PS4 y XBox One presentan unas limitaciones técnicas tan grandes comparadas con las de PC, que los mismos desarrolladores se ven obligados a hacer Downgrades gráficos para que puedan moverse en estas máquinas.

Y poco a poco van ganando sentido las “cagadas” a las que nos hemos enfrentado en el útimo año. Comenzando con Watch Dogs, que de una previa en el E3 de 2012 que nos dejaba a todos con la boca abierta y el culo torcido vimos que el resultado gráfico no estaba tan a la altura. Algo similar ocurriría con Assassin’s Creed: Unity, un estreno muy accidentado y una presentación de un producto sin acabar que podría deberse también a la adaptación y optimización del juego a las nuevas consolas.

Pero todo ello son suposiciones, hasta ahora. La semana que viene sale a la venta uno de los juegos más esperados y que tendremos por el canal en seguida. Se trata de The Witcher 3: Wild Hunt.

En el E3 de 2013 pudimos ver una presentación que hizo que más de un usuario tuviese una erección. Gráficos impresionantes casi de película de animación pero en tiempo real. Lástima que no lo podamos ver así finalmente.

the_witcher_3_wild_hunt_logo

El juego de CD Projetk RED, tras varios retrasos en su lanzamiento, se ha visto obligado a sufrir otro downgrade gráfico. ¿Por qué?. Esta semana se han filtrado las declaraciones de un miembro del equipo de desarrollo que ha permanecido en el anonimato en las que aseguraba que tuvieron que bajar el nivel gráfico para que las nuevas consolas pudiesen mover el juego. Y estamos hablando de un juego salido a un año de la llegada de las nuevas consolas. ¿qué pasará el año que viene?. Y claro, para que la versión de PC no fuese tan brutal comparada con la de consola, decidieron capar esta versión también. Aunque sería fantástico que dejasen la opción de disfrutar el juego a tope en ordenador.

Evidentemente requeriría una gráfica potente, pero como he dicho, con el dinero que te ahorras con los títulos, te cuesta menos invertir en un pepino de nueva generación, pero que no sea tope de gama que por menos de 300€ te permitirá disfrutar de los gráficos más avanzados sin problema. Como es el caso de la MSI GTX 960 que os presenté recientemente.

A lo que voy es que, si recién llegada la nueva generación de consolas nos encontramos ante limitaciones técnicas, ¿Cuánta vida útil les queda? ¿Cuándo se cansarán los desarrolladores y centrarán sus esfuerzos en los PC?

Recordad que Windows 10 está cerca, y con el DirectX 12, que promete traer un gran número de novedades en el apartado gráfico. De hecho Microsoft pretende usar el mismo sistema para PCs y Consolas por lo que, ¿estaremos ante el principio del fin de éstas?

Sólo el público dirá. De momento, lo que es seguro, es que disfrutaré como un enano con The Witcher 3. Con o sin downgrade seguirá siendo un juegazo y seguirá basado en el pilar fundamental de la saga: una excepcional historia. El downgrade será una pena, y hará que se quede en un 9 sobre 10 en lugar de un 12 sobre 10.

Tal vez te interese

Categorías

0 0 0 0