Crackean Assassin’s Creed Origins

Tres meses ha necesitado el grupo CPY para conseguir vencer la protección y crackear Assassin’s Creed Origins

Denuvo se lleva otro golpe tras haber sido vencida la protección anti copia que este software ofrecía en Assassin’s Creed Origins y que presumía de ser a prueba de pirateos. Error. Nunca le digas a alguien que no puede hacer algo, porque pondrán más esfuerzos en conseguirlo.

En este caso ha sido el grupo de piratas CPY los encargados de vencer la protección Denuvo 4.9 que junto a VMProtect, parecía que era una combinación que dotaba de seguridad suficiente para evitar la piratería en los juegos, pero que finalmente ha resultado abatido.

Una vez más se ha demostrado la futilidad de los sistemas anti piratería en la industria de los videojuegos y quizá, las empresas deberían empezar a invertir esos recursos en hacer los juegos suficientemente atractivos para que el público los encuentre dignos de su dinero. O reducir el precio para captar esa atención.

Mirad el ejemplo de The Witcher 3. Un juego triple A, sin sistema anti copia. Es más, DRM Free. Una apuesta total y absoluta por la calidad del producto, y la utilización del presupuesto que iría en el territorio anti-piratería para conseguir la excelencia que ha sido la característica principal del juego de CD Projekt Red del que, claramente, AC Origins ha captado ciertos detalles. Quizá le ha faltado alguno más por adaptar. Pero el tema que nos atañe recae más en el aspecto de marketing y producción que en el desarrollo en sí. Lo que está claro es que CD Projekt Red confió en su público y en la calidad de su producto y le salió bien. Mientras que Ubisoft, opta por el camino totalmente opuesto.

De hecho le han llovido bastantes críticas por el exceso de recursos utilizado por el juego a la hora de ejecutarse que achacaban precisamente a un sistema de protección que, finalmente, se ha probado inútil. Es decir, si compras el juego original, se te penalizará ralentizando tu experiencia por los excesivos recursos dedicados al sistema anti-copia.

Personalmente estoy totalmente en contra de la piratería. Y más en un momento en el que puedes encontrar ofertacas en plataformas como Steam, G2A, Kinguin, IG y similares, que te permiten adquirir juegos triple A de estreno por menos de 40€. Es más, Assassin’s Creed Origins es el próximo juego que tengo pensado comprarme. Soy un fan de la saga y no quiero perderme el “resurgir” de la misma. Pero, aunque sea una de mis franquicias de juegos favoritos, haya disfrutado todos y cada uno de los juegos de la misma que he completado y siga haciéndolo, las políticas de Ubisoft respecto a la misma, a la forma de encarar a los jugadores exprimiéndolos y tratando de primar el beneficio económico por encima de todo resulta ya tedioso y pesado.

Ojalá esto sirva de punto de inflexión, no sólo como resurgir de la saga, sino como resurgir de la compañía al completo en pos de unas políticas más flexibles de cara al usuario. Más cercanas a las de CD Projekt Red como indicaba anteriormente, volcadas en la calidad del producto y con unos precios competitivos en lugar de invertir en inútiles sistemas anti-copia que, al final, se ha demostrado que siguen siendo inútiles.

Del mismo modo, ojalá la gente empiece a darse cuenta de lo que cuesta crear un videojuego. Que se vaya aparcando la cultura de la tartera de CDs y se comience a apreciar el trabajo y la calidad de los productos de esta industria. Que si no tienes dinero para comprar Assassin’s Creed Origins original de salida, espérate unos meses y adquiérelo por 30, y si no puedes, otros tres meses más y lo tendrás por 20. La piratería ya no tiene excusas.

En el siguiente enlace os dejo una oferta de Assassin’s Creed Origins por unos 35€. Y si os esperáis un par de meses más, seguro que podréis encontrarlo mucho más barato. Solo es cuestión de paciencia.



Ahora la pelota está en el centro del campo. Es el turno tanto de usuarios como de empresas como Ubisoft, una vez más, decidir la próxima jugada.

Tal vez te interese

Categorías

0 0 0 0